Cómo usar vibradores pequeñitos o juguetes sexuales de bala

Los juguetes sexuales de bala son esos pequeños juguetes sexuales que probablemente ya conoces, porque son el tipo que tienen la mayoría de mujeres. No intimidan, son de bolsillo y se ocultan fácilmente. Otra ventaja: la mayoría de los vibradores de bala son realmente asequibles. Y, si nunca has intentado masturbarte con un poco de ayuda de un vibrador, son perfectos para empezar.

Los vibradores de bala son un elemento básico de los juguetes sexuales, ya seas nueva en los juguetes o una profesional. Son fáciles de usar, simples de limpiar y económicos. También tienen la ventaja adicional de ser pequeños y muy discretos.

Si nunca antes has usado un vibrador de bala, aquí tienes todo lo que necesitas saber.

Cómo usar un juguete sexual de bala

Claro, los vibradores y juguetes sexuales de bala son bastante pequeños en comparación con los vibradores de conejo o los vibradores de varita, pero no los subestimes. Debido a su forma, son excelentes para una estimulación realmente precisa y enfocan las vibraciones exactamente donde más las deseas.

Si bien muchas personas usan vibradores de bala directamente contra el clítoris, dependiendo de qué tan sensible sea tu anatomía, también puedes usarlo en otros lugares.

Puedes pasar la punta por toda la vulva para descubrir nuevos puntos dulces que no son solo el clítoris. Tómate un tiempo para experimentar con lo que te gusta.

Usa vibradores y juguetes sexuales de bala en otras partes del cuerpo también

Intenta presionar el vibrador contra otras zonas erógenas, como tus pezones, la parte interna de los muslos o el perineo (ya sabes, ese trozo de carne entre la vagina y el trasero). Sin embargo, una advertencia: debido a su forma, las balas no son seguras para el uso anal (porque no tienen una base acampanada, lo que significa que podrían perderse por dentro), así que mantén tus exploraciones solo por fuera.

No uses solo la punta del juguete sexual de bala

La mayoría de la gente se masturba con un vibrador de bala sosteniendo la punta del juguete contra sus puntos sensibles, pero hay otras formas de empuñar una bala.

Mantenlo horizontalmente y podrás disfrutar de las vibraciones en un área más amplia. Esto es particularmente bueno si tus genitales son bastante sensibles y / o si prefieres una estimulación menos intensa.

Usa lubricante

Todavía hay un estigma extraño en torno al lubricante : la idea de que es extraño si tienes que usarlo y que, naturalmente, debes estar “lo suficientemente mojado”. Esto es una soberana tontería. 

La forma en que te mojas puede verse afectada por todo, desde tus hormonas hasta el tiempo que tienes para excitarte. No debe ser vergonzoso usar lubricante y, además de hacer que todo se sienta mejor, también previene el dolor y las lesiones.

Un buen lubricante mejora cualquier experiencia sexual, ya sea con un juguete sexual o con una pareja.

Si estás buscando un excelente lubricante todo terreno, adecuado para todas las ocasiones, elige un producto a base de agua como Eros Lubricante. Es asequible, se lava fácilmente, no es pegajoso, no tiene olor ni sabor y viene en una práctica botella.

Y recuerda: la saliva no es un lubricante adecuado. Así que opta por un lubricante de larga duración que sea seguro para usar con tu juguete sexual; nunca uses juguetes de silicona con lubricante de silicona, en su lugar usa lubricante a base de agua para que no reaccione mal.

Varía la velocidad y el patrón

Es probable que los vibradores de bala más baratos tengan un interruptor de encendido / apagado con una opción de velocidad, pero hay muchas opciones asequibles que ofrecen más.

Muchas balas vienen con una variedad de velocidades y funciones para que puedas adaptar la experiencia a tus necesidades. A algunas personas les gusta un suave retumbar de su juguete, mientras que otras prefieren más potencia y patrones de vibración alternativos.

Independientemente seguro que encuentras una bala para tu presupuesto y preferencia.

Deja un comentario