El ciber sexo, la tecnología erótica y la intimidad virtual van en aumento durante el Covid-19

La pandemia de coronavirus está afectando a la sexualidad y a las relaciones . Las medidas de confinamiento y distanciamiento social que nos protegen están agravando involuntariamente las dificultades relacionadas con la intimidad y limitando el acceso de las personas a sus parejas .

Para algunos, el Covid-19 es sinónimo de soledad y estrés en las relaciones. Mucha gente acaba eligiendo entre intimidad y seguridad. Los solteros que buscan pareja renuncian al celibato , mientras que las parejas experimentan tensiones relacionadas con el aislamiento forzado.

Pero la creatividad ama la adversidad.

Frente a una pandemia mundial, estamos encontrando formas nuevas, innovadoras y seguras de conectarnos íntima y sexualmente a través de la tecnología .

Como investigadores que estudian la erótica, un campo que cruza la sexualidad y la tecnología, estamos interesados ​​en cómo las interacciones eróticas entre humanos y máquinas pueden contribuir al bienestar, incluso en tiempos de crisis de salud mundial.

Sexo en la época del coronavirus

El cierre del coronavirus y las medidas de distanciamiento social están afectando la vida humana. Paradójicamente, estas medidas de protección también generan factores estresantes no deseados. Por ejemplo, ansiedad relacionada con la enfermedad, mayor dolor por la pérdida de un ser querido, soledad, violencia doméstica y estrés financiero .

En lo que respecta al sexo y las relaciones, la pandemia está creando una situación en la que las personas viven muy cerca (posiblemente con parejas, hijos u otros miembros de la familia) o tienen oportunidades limitadas para encontrar pareja durante períodos prolongados. Estas circunstancias pueden afectar directamente nuestra intimidad .

Una encuesta reciente online encontró que la mayoría de los participantes en una muestra de 1.559 adultos reportaron una disminución en la calidad de su vida sexual (43.5 %) durante la pandemia del Covid-19, mientras que solo una minoría reportó mejoras (13.6 %) . Curiosamente, sin embargo, a pesar de que las personas informaron una disminución en la frecuencia de los comportamientos sexuales en comparación con el año pasado, una de cada cinco personas (20,3 %) agregó al menos una nueva actividad a su vida sexual, como una nueva posición sexual, incorporando pornografía o participar en el cibersexo. En comparación con las personas que no hicieron cambios, aquellos que condimentaron las cosas tenían más probabilidades de informar mejoras en su vida sexual desde el comienzo de la pandemia.

Además, la evidencia preliminar de otro estudio sugiere que creer que una pareja es cariñosa y comprensiva puede proteger en parte contra algunos de los efectos de los factores estresantes del Covid-19 en la relación.

Consejos sexuales para la pandemia

Se han propuesto sugerencias para tener relaciones sexuales más seguras durante la pandemia. Estos incluyen: lavado de manos, limitar las actividades sexuales a las parejas que conviven, utilizar barreras físicas, probar posiciones creativas que reduzcan los riesgos de transmisión y la masturbación.

Como dice el Departamento de Salud e Higiene Mental: ” Eres tu pareja sexual más segura “.

Este mismo departamento también sugiere tomar un descanso de las citas en persona y, en su lugar, probar las citas virtuales, el sexting y las videollamadas.

La necesidad es la madre de la invención, y esto es particularmente cierto en el caso de la tecnología. Incluir una sugerencia como la plataforma de videoconferencia Zoom es reveladora. La integración de tecnologías sociales e interactivas en el trabajo y las relaciones se acelera exponencialmente con el confinamiento.

Covid-19 y tecnologías sexuales

La tecnología sexual es más que juguetes u objetos sexuales utilizados para la estimulación sexual . Es una industria de miles de millones de euros que crea una amplia gama de productos para experiencias eróticas interactivas, inmersivas y conectadas . Esto incluye, pero no se limita a: realidad virtual, aumentada y mixta, aplicaciones y plataformas de citas, juegos eróticos online y agentes eróticos artificiales como robots sexuales, parejas virtuales o chatbots eróticos.

La tecnología sexual es quizás una de las pocas industrias resistentes a las pandemias. La venta de juguetes sexuales se disparó , las empresas han informado de un aumento en las compras de muñecas sexuales y amorosas y las nuevas empresas de tecnología sexual están prosperando . Si bien las cifras del sector privado deben interpretarse con cautela, el coronavirus está afectando a la forma en que exploramos la intimidad con nosotros mismos y los demás .

La tecnología sexual es una forma más segura de satisfacer nuestras necesidades sexuales y emocionales en tiempos de encierro y distanciamiento social. Ofrece formas innovadoras e inclusivas de relacionarnos eróticamente con humanos y máquinas que pueden abordar nuestros deseos de placer sexual y también satisfacer nuestras necesidades de afecto y compañía. La tecnología sexual podría ayudar a aliviar el sufrimiento causado por la soledad o el celibato forzado y permitirnos mantenernos en contacto con nuestros seres queridos mientras esperamos a que pase la tormenta.

En resumen, la pandemia podría ser una oportunidad para que nos volvamos un poco más “digisexuales” u orientados sexualmente hacia la tecnología.

Deja un comentario