Preservativos: tipos y consejos para un mejor uso

Los condones tienen mala reputación. Sin embargo, la mayoría de los mitos son erróneos, por lo que estamos aquí para aclararlos.

La realidad es que los condones con una herramienta inevitable para tener relaciones sexuales más seguras. Actualmente son el único método de barrera para prevenir eficazmente la transmisión de infecciones de transmisión sexual (ITS).

Puedes pensar que no tienes ninguna enfermedad de transmisión sexual, pero en verdad, puedes tener ITS asintomáticas, pero aún así transmisibles.

Cabe destacar que no debe haber tabús o vergüenzas en torno a las ITS; son naturales y ocurren, pero la verdad es que es mejor evitarlas.

Tipos de preservativos

Cuando piensas en un condón, probablemente pienses en una funda de látex que se enrolla sobre cualquier objeto fálico, ya sea un pene o un juguete sexual.

Dentro de esta categoría de condones externos, hay una gran variedad de opciones que difieren en efectos y material. Pero también hay condones internos.

Estos son algunos de los tipos de condones más comunes:

  • Externo
    • Este es el condón que conoces. Están ampliamente disponibles, son asequibles y tienen un 98% de efectividad cuando se usan correctamente.
  • Interno
    • Los condones internos, mucho menos populares que los externos, son esencialmente una bolsa que se inserta en la vagina o el ano. Funciona como otros condones, solo que se usan por dentro.
  • Recubierto de espermicida
    • Hay condones tradicionales que se venden con un químico que mata a los espermatozoides. Es discutible si la cantidad es lo suficientemente significativa como para marcar la diferencia. La mejor opción, si estás interesado en el espermicidas, sería usar un producto espermicidas separado junto con los condones.
  • Poliuretano
    • Los condones de poliuretano son una opción para cualquier persona que tenga alergia al látex. El mayor inconveniente es que son un poco mas propensos a romperse. Esto significa que es recomendable tener un método anticonceptivo adicional con este tipo de condones.
      Una ventaja de estos condones es que el poliuretano tiende a ser más delgado que el látex y puede ofrecer una sensación preferible para la persona que los usa.
  • Aromatizado
    • Los condones aromatizados son exactamente lo que parecen: condones normales que tienen sabores. Estos son los mejores para el sexo oral, a diferencia de las relaciones sexuales vaginales o anales. Como anotación al margen, sí, deberías usar condones incluso para el sexo oral.
  • Texturizado
    • Los condones texturizados también son exactamente lo que parecen: condones normales pero con textura. Si bien la textura no ofrece ningún beneficio protector, puede proporcionar un placer adicional era quien recibe el coito. Puede ser divertido experimentar con diferentes texturas y evaluar cómo impactan en la experiencia sexual.

Consejos

  • Siempre asegúrate de que el condón te quede bien. Si te queda amplio podría salirse y si te aprieta se puede romper.
  • No reutilices los condones.
  • ¡Los condones caducan! Verifica regularmente su fecha de vencimiento para asegurarte de que aún estén en correctas condiciones.
  • Si el condón no viene lubricado, aplícalo antes de la inserción para disminuir la fricción.
  • No guardes el condón en la cartera. El calor y la fricción son una receta para la rotura.
  • Encuentra un condón que te guste, de esta forma será mucho más fácil que lo uses.
  • No uses lubricantes con base de aceite o el preservativo se deteriorará.
  • No uses más de un condón. En el mejor de los casos, es innecesario y, en el peor de los casos, puede provocar roturas.
  • Para sesiones de sexo prolongadas, cambia los condones cada 30 minutos aproximadamente para evitar que se rompan.

Ahora que conoces mas sobre los condones, puedes disfrutar mientras practicas sexo más seguro con tranquilidad.

Deja un comentario